Avaterra Natural Living Accediendo a Avaterra...
Invertir

Casa o departamento: ¿Por cuál opción decidirte?

28 marzo 2022
Casa o departamento: ¿Por cuál opción decidirte?

En el proceso de selección de una vivienda puede ser difícil elegir entre una casa o departamento, por eso te traemos un contenido que te presentará algunos de los elementos que te conviene considerar en cada una de estas opciones.

Así podrás analizar detalladamente cada aspecto de estas dos alternativas y lograrás decidir de forma informada cuál opción es más conveniente para ti con base en las necesidades que tengas. También te presentaremos ventajas de cada una de las alternativas.

¿Casa o departamento? 5 elementos clave a considerar

Si no sabes cómo comenzar con el proceso de selección, toma en cuenta los siguientes elementos, te ayudarán a decidir qué es lo más adecuado para ti de una forma sencilla y clara.

Espacio

Para decidir entre un departamento o una casa habitación, es importante que consideres qué espacio buscas ¿Quieres un lugar muy privado? Tal vez la respuesta sea sí, pero también puede ser que no.

Tus necesidades son únicas y aunque a mucha gente puede parecerle una opción poco inteligente, lo cierto es que un departamento, aunque con áreas comunes, puede ser lo que siempre buscaste.

Siéntate a pensar tus necesidades verdaderas y decide qué tipo de espacio requieres, te sorprenderá la cantidad de veces que las personas se dan cuenta de que un espacio con áreas comunes es mejor; después de todo requiere de menos tiempo para mantenerse en orden y ofrece más amenidades que una casa.

En este punto, consideramos oportuno hacerte una recomendación: los departamentos amplios, de dos o tres recámaras.

De esa manera, disfrutas de las amplitudes típicas de las casas, pero en un ambiente mucho más privado y con dimensiones optimizadas, como lo son los departamentos.

Hoy, los mejores desarrollos inmobiliarios cuentan con depas de recámaras múltiples, que en total llegan a superar, en algunos casos, los 100 metros cuadrados.

De esa manera, podrás tener tu habitación propia y privada, así como espacios para huéspedes, invitados, hijos u otros miembros de la familia.

Incluso, podrías convertir una recámara en oficina para poder cumplir con tus tareas de Home Office con mayor comodidad y privacidad.

Seguridad

Este es un aspecto que también es importante pensar cuando estás tomando la decisión entre estos dos tipos de construcción. Aunque la seguridad en una casa o departamento puede ser igual de efectiva, es cierto que hay ciertos aspectos que son únicos dependiendo del proyecto.

Mientras que en un departamento suele haber una cabina y servicio de seguridad privada que monitorea las entradas y salidas de todas las personas ajenas a la unidad, en una casa no contarás con este elemento.

Claro, la zona en la que se localice la construcción puede reforzar la seguridad o contar con un guardia si te encuentras en una privada, pero generalmente una casa implica más riesgos.

En este punto, tomando en cuenta lo dicho anteriormente, al hacer un balance entre casa o departamento, creemos que también se ve beneficiada la segunda opción.

Que exista vigilancia controlada, a través de los guardias del coto, es un gran valor extra para la seguridad y tranquilidad de las familias.

Por otro lado, los depas son domicilios mucho más cerrados y menos vulnerables, con varios niveles de seguridad.

Por ejemplo, además de la unidad de vigilancia, cada edificio interno cuenta con puertas de acceso con cerraduras, lectores de huellas y otros medios para garantizar que solo accedan los propietarios.

Precio

Este sin duda es un aspecto determinante. Dependiendo del proyecto, encontrarás opciones para todos los bolsillos por lo que seguramente será mucho más sencillo para ti elegir un departamento que se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.

Una casa por su parte suele mantener precios más fijos cuando se trata de proyectos en desarrollo o nuevos. Además, sin duda la variedad de presupuestos también ampliará las posibilidades en otros aspectos como las amenidades.

En este punto, no podemos inclinar la balanza por ninguna opción, pues, como ya ves, se trata de un elemento muy variable.

Más allá del tipo de construcción, la ubicación, las amenidades y la calidad de la ingeniería son factores que influyen en los costos de los inmuebles.

Por eso, evalúa todos estos elementos para valorar si el precio de mercado de un determinado bien inmueble es realmente justo, independientemente de su tipo.

Para que optimices tu presupuesto y a la vez disfrutes de un envidiable estilo de vida, te recomendamos que optes por comprar en zonas de la ciudad tranquilas y rodeadas de naturaleza, lejos de las ruidosas áreas céntricas, pero que a la vez tenga acceso directo a autopistas y vías de interés.

Por supuesto, también tienes que valorar los servicios cercanos, desde centros de diversión, como restaurantes, hasta lugares de primera necesidad como hospitales y farmacias.

Convivencia vecinal

La convivencia vecinal también varía dependiendo de si se trata de una casa o departamento nuevo dentro de un coto.

Si bien ambas opciones permiten socializar y compartir, pues al final del día siempre tendrás vecino, con los depas la relación suele ser mucho más cercana.

Al vivir en departamentos, escaleras, ascensores y pasillos se convierten en espacios comunes que diariamente compartes con tus vecinos, sumadas, por supuesto, a las amenidades de uso compartido como la alberca o el gimnasio.

En este punto, no podemos decir que una opción sea mejor que otra, pues todo depende de tu preferencia y qué tan dinámica quieres que sea tu vida social.

Mantenimiento

El mantenimiento en un departamento suele ser una cuota fija que se paga de forma mensual o bimestral.

Aunque esto en un principio puede parecer menos conveniente, termina siendo mejor a largo plazo, ya que los acabados de un departamento no suelen requerir de cuidados de mantenimiento tan demandantes (caso contrario de las casas).

Además, no tendrás que preocuparte por conseguir a los especialistas, porque la mayoría de las veces hay personal en la administración de los fraccionamientos encargada de contactar con quien reparará los imperfectos en departamentos o áreas comunes.

En el caso de las casas, además de asumir los gastos directamente, gestionar el presupuesto puede resultar un poco más complejo.

No pagar una cuota fija por mantenimiento significa que deberás ajustar tus gastos a la demanda de cada mes, lo cual puede ser muy variable.

Por ejemplo, puede que un mes se dañe el portón de la casa u otra parte sumamente costosa y debas costear este gran gasto.

Ahora que conoces estos aspectos, te presentamos una selección de ventajas para cada tipo de vivienda.

Ventajas de vivir en una casa

Cada espacio ofrece diferentes beneficios. En el caso de una casa, las ventajas principales son:

  • Privacidad: una casa te brindará más espacio y tranquilidad en cuanto a privacidad, pues cada casa está separada por un espacio considerable que no hace tan posible compartir sonidos o ruidos con el espacio auditivo de tus vecinos.
  • Más espacio y capacidad de ampliar la construcción: es casi indudable que una casa tendrá más espacio disponible para todas las actividades que quieras realizar. Además siempre podrás ampliar la cantidad de espacio construido y hasta puedes pensar en renovar de forma radical algún espacio de tu hogar.
  • Mayor control de los espacios: así como puedes plantear una gran remodelación, una casa también te dará la libertad de planificar un jardín completamente pensado con base en tus gustos y necesidades. Claro, también tendrás que hacerte cargo de él, pero la vista que obtendrás será justo como la esperabas.

Ventajas de vivir en un departamento

Aunque un departamento puede parecer la segunda opción para muchas personas, lo cierto es que elegir este tipo de vivienda tiene muchas ventajas como:

  • Mayor seguridad: nuevamente, es importante que recuerdes que una casa no contará con una cabina o módulo de vigilancia. Aunque puedes tener una construcción con barreras sólidas, el departamento siempre será mucho más seguro debido a los servicios de vigilancia con que cuenta de forma determinada. En los cotos de departamentos el acceso de controlado y exclusivo, garantizando la tranquilidad de los propietarios y sus familias. Por supuesto, en caso de recibir visitas, podrás autorizarlos ante la unidad de guardias para que estos puedan recibirlos y dejarlos pasar a tu coto.
  • Mejor ubicación: la mayoría de las veces los condominios o conjuntos habitacionales con departamentos se encuentran en zonas con una ubicación privilegiada. Esto no suele suceder con las casas, ya que para contar con un espacio amplio, es necesario salir del área periférica de la ciudad. Una casa ubicada en un lugar céntrico o dentro de la zona más urbana puede ser realmente costosa, a diferencia de un departamento. Como mencionamos anteriormente, prioriza propiedades con ubicación estratégica, un poco alejadas del centro, pero de igual forma cerca de todos los sitios de interés.
  • Menos responsabilidades: viviendo en un departamento podrás disfrutar de las áreas verdes y no tendrás que preocuparte por el mantenimiento de las mismas. Tampoco será un problema muy grande que surja algún desperfecto, ya que bastará con notificar a la administración para que se hagan cargo de resolver el problema. En otras palabras, esta opción residencial te permite disfrutar de espacios modernos y muy bien cuidado, aunque el mantenimiento no sea tu responsabilidad directa. Eso sí, como mencionamos anteriormente, deberás pagar una cuota mensual de mantenimiento (que suele ser accesible, en líneas generales).
  • Más diversidad de espacios: a menos de que tengas los recursos necesarios como para comprar una casa realmente grande, no contarás con muchas opciones para realizar actividades al aire libre en esta opción de vivienda. En un departamento, en cambio, podrás ir a una banca a disfrutar del aire y las plantas de las áreas verdes, organizar reuniones en una terraza o en un salón para eventos, hacer ejercicio y más. Incluso, los cotos de departamentos, al tener un mejor aprovechamiento de espacios, también brindan amenidades como albercas y cafeterías exclusivas para los propietarios. Se trata de una pequeña ciudad dentro de un espacio privado, donde encontrarás de todo un poco y podrás vivir a plenitud.

Conclusión

Si te preguntabas si elegir entre casa o departamento, al haber llegado hasta aquí seguro que ya tienes una visión mucho más clara.

Indudablemente, la decisión depende de muchos factores y no hay opción mala, pero con toda esta información será más fácil que lo que elijas se alinee con tus necesidades, gustos y prioridades.

Aunque no es fácil, ahora tienes más elementos que te ayudarán a decidir entre casa o departamento.

Si quisieras nuestra asesoría, nosotros te recomendaríamos a optar por un departamento, sin desmeritar la casa como alternativa, ya que también puede ser muy atractiva. Al final, lo importante es que tengas un hogar propio, lo cual contribuirá con tu bienestar y estabilidad económica.

¿Por qué un depa? La seguridad, la variedad de opciones dentro de cotos y desarrollos inmobiliarios de calidad y la practicidad de vivir en estos espacios son algunas razones de peso.

En líneas generales, creemos que se trata de una alternativa que se ajusta mucho más a la dinámica y las necesidades de la vida moderna.

Si te pareció útil e interesante este post y te motivó a inclinarte un poco más hacia los departamentos, te invitamos a que también eches un vistazo a la siguiente lectura complementaria:

Departamentos elegantes y modernos: una opción ideal para personas sofisticadas

2040cookie-checkCasa o departamento: ¿Por cuál opción decidirte?

mariposa-avaterra

    Suscribete a más noticias

    Conoce todos los dias tips del hogar, de inversión y todo lo que la ZMG tiene para ti


    hoja-avaterra

    Copyright Avaterra 2022© Todos los Derechos Reservados | · Aviso de Privacidad