Avaterra Natural Living Accediendo a Avaterra...
Estilo de vida

12 características que debe tener tu primer departamento

11 agosto 2021
12 características que debe tener tu primer departamento

Hay decisiones fáciles y difíciles, y aunque comprar tu primer departamento es una tara compleja, no tiene por qué ser un proceso difícil.

En el siguiente contenido te comentaremos las características principales que todo primer departamento debe tener. Conociendo estos aspectos será más fácil para ti tomar la elección de una manera informada y completamente decidida.

Además también te presentaremos claves para realizar tu selección y varios beneficios que te traerá comprar tu primer departamento.

¿Estás listo? ¡Iniciemos!

12 características que debe tener tu primer departamento

Como mencionamos, antes de elegir el departamento de tus sueños, debes verificar que cumplan con una serie de características, las cuales te explicaremos a continuación.

1. Correcta planeación y construcción

Es importante que el espacio que elijas como tu primer departamento cuente con la correcta planeación, que los materiales de construcción sean de la máxima calidad y que el proyecto tenga todos los papeles en orden.

Lo que menos quieres cuando buscas un nuevo hogar es meterte en problemas, si te aseguras de que este aspecto está en orden, podrás continuar analizando otras características de una forma mucho más decidida y tranquila.

2. Gran ingeniería

Siguiendo con los elementos estructurales, es importante que el departamento y el proyecto en que se encuentre enmarcado tenga una ingeniería destacada.

Este tipo de características se conocen al momento de asistir a las visitas a los fraccionamientos. Los agentes deben de tener disponibles planos, maquetas y conocimientos que les permitan hablarte de la ingeniería que se ha utilizado en cada departamento y en todo el proyecto.

También es una buena pista de calidad el encontrar en las maquetas el nombre de los arquitectos e ingenieros civiles encargados del proyecto. De esta manera podrás estar más seguro de que todo se ha realizado bajo las instrucciones y supervisión de especialistas.

3. Buen diseño

Claro, hablando de la estructura no podemos dejar de lado el diseño. Aunque lo más importante es que el departamento y la unidad tengan una calidad excelente, pensar en el diseño tampoco sobra.

Después de todo, un mal diseño puede disminuir la calidad final de una construcción (aunque cuente con los materiales y supervisión necesaria). Además, ¿A quién le gusta vivir en un lugar mal diseñado? Si vas a pagar, es mejor que el diseño de los espacios públicos y privados te convenza.

4. Buena localización

Esta es una característica que debes considerar de forma importante. Sobre todo con base en las necesidades que tengas, y aunque es posible que no tengas un gran problema si este se ubica a una hora de tu trabajo porque tienes un auto.

Sin embargo, puedes estar buscando un departamento que te permite disfrutar de la oferta cultural de una zona urbana, pero al mismo tiempo respirar el aire limpio de una zona boscosa.

Sea cual sea la prioridad que tengas a la hora de elegir, no debes dejarla de lado; asegúrate de prestarle a este aspecto tanta atención como a la calidad de materiales y a la ingeniería, de ella dependerá parte de la satisfacción que llegues a tener en tu nuevo hogar.

5. Tamaño apropiado

Es importante que el departamento que compres te brinde todo el espacio que necesitas. Esto no significa necesariamente que consigas un lugar espacioso, sino que no te conformes con un espacio pequeño si sabes que tus necesidades requieren de más.

Incluso puede aplicarse al caso contrario, si consigues un departamento muy grande quizá termines por sentirte incómodo en un espacio tan amplio y no sabrás qué hacer allí ni cómo acomodar tus cosas.

Aunque tardes en encontrar un departamento con el tamaño ideal para ti, verás que no te arrepentirás después.

6. Accesibilidad

La localización es importante, pero también juega un papel muy importante la accesibilidad. ¿Te gustaría vivir en tu ubicación ideal, pero tener que recorrer largas distancias para surtir tu despensa? Sabemos que la respuesta es negativa.

Por eso, es conveniente que tu primer departamento sea accesible, esto significa que debes de asegurarte de que cuentes con supermercados cerca, gasolineras y otros negocios indispensables.

7. Seguridad

No es una característica secundaria.

Si el departamento que eliges no cuenta con la seguridad adecuada, no solo tu integridad estará en juego, sino que también lo estará tu inversión. Si en cambio te aseguras de que la seguridad del fraccionamiento y la zona son óptimas, garantizas tu tranquilidad a corto, mediano y largo plazo.

Prestándole atención a esta característica también maximizarás la vida promedio del departamento y te ahorrarás dinero que de otro modo tendrás que gastar en mantenimiento adicional debido a los daños o accidentes en una zona poco segura.

8. Buena proyección de plusvalía

Este aspecto es importante sobre todo si estás proyectando que la adquisición de tu primer departamento impacte a largo plazo y no necesariamente en el futuro inmediato. De cualquier manera, si cuenta con un pronóstico positivo, te ayudará en cualquier escenario.

Piensa por ejemplo que el departamento no es tu espacio adecuado después de unos tres o cinco años. Si quieres venderlo —y tiene plusvalía— podrás hacerlo sin problemas y de seguro obtendrás un poco más.

9. Precio razonable

Te hemos hablado de muchas características a considerar hasta ahora y, aunque debes de asegurarte de adquirir un departamento de primera, tampoco debes de invertir una fortuna en él.

Considera todo lo que te ofrece y reflexiona si el precio al que están cotizando el proyecto realmente está a precio justo o si te están ofreciendo un sobreprecio.

Para esta característica también es conveniente considerar si hay tratos para pagar a plazos, convenios con entidades bancarias o crediticias y otras facilidades.

Quizá un proyecto ofrece todo lo que buscas con un precio que inicialmente consideres elevado, pero si hay facilidades para que lo compres, puede ser una buena inversión.

10. Espacios que respondan a tus necesidades

Así como es importante que el tamaño de tu primer departamento sea el ideal, también debes considerar que todos los espacios que te ofrezca estén al servicio de tus necesidades.

Si tienes mascotas, busca un proyecto que contemple parques dentro del fraccionamiento, si quieres trabajar al aire libre, dale prioridad a las opciones con terrazas.

También puede ser que tengas un trabajo en el que es indispensable el uso de un automóvil, asegúrate de que el departamento incluya un lugar de estacionamiento y que las instalaciones sean las adecuadas para cuidar de él.

11. Buen estado

Esta característica la tendrás garantizada si compras un departamento nuevo, pero si estás por adquirir una vivienda con varios años de construcción, es muy importante que te asegures de que se encuentre en buen estado.

Esto no solo te permitirá vivir más tranquilo, sino que también reducirá los gastos que tengas que realizar en reparaciones o remodelaciones.

12. Flexibilidad para la personalización

Sabemos que acabamos de hablarte del buen estado del departamento y que eso te ahorrará dinero cuando se trata de remodelaciones, pero eso tampoco significa que tu elección imposibilite cambios en su imagen.

Después de todo, para estar cómodo y sentirte como en casa necesitas de un espacio que te haga sentir bienvenido.

Al mirar departamentos asegúrate de que tanto la estructura como quienes te lo están vendiendo (sea una inmobiliaria o un privado) te garantiza la posibilidad de realizar las remodelaciones y cambios que puedes proyectar en un plazo corto de tiempo.

¡Muy bien! Ahora que conoces los elementos que debes analizar, es momento de presentarte una serie de pasos que te ayudarán a sacar el máximo beneficio de esta información. ¡Veamos cuáles son!

9 pasos clave para elegir tu primer departamento

Para tomar la decisión adecuada, asegúrate de cumplir con los siguientes pasos:

1. Establece tu presupuesto

Es importante que conozcas y establezcas tu presupuesto. Aunque esto no significa que tendrás que gastar la cantidad exacta de tu presupuesto, si te permitirá descartar opciones que rebasen tus posibilidades y también te ayudará a proponer cifras concretas para el precio ideal que estarías dispuesto a invertir en tu vivienda.

Al realizar este proceso es importante que consideres no solo la cantidad que gastarás en la compra del departamento, sino también todos los demás gastos que podrían estar involucrados, como las remodelaciones, adquisición de mobiliario, accesorios, mudanzas y otros gastos relacionados de forma directa o indirecta con el proceso de compra de un departamento.

2. Determina tus necesidades

Al hablarte de las características en que debes fijarte al comprar tu primer departamento te comentamos algunos ejemplos de necesidades, como si tu trabajo requiere del uso de un coche particular es importante que lo consideres como una necesidad y que la logres cubrir.

Del mismo modo si tienes una mascota o si por recomendación médica tienes aconsejado nadar o realizar ejercicio al aire libre, deberás considerar un proyecto que ofrezca las amenidades correspondientes: una alberca y un parque para dar paseos.

Una vez que conoces tus necesidades podrás desarrollar un criterio propio y priorizar la importancia de las características que te mencionamos con base en lo que buscas y necesitas.

Aunque es cierto que las primeras características son básicas y probablemente también figuren dentro de las primeras categorías en tu lista, el orden e importancia dependen exclusivamente de lo que personalmente necesitas y quieres obtener con tu primer departamento.

Esto no significa que descartarás características, sino que les darás mayor o menor importancia. Por ejemplo, quizá no es para ti tan importante la proyección de la plusvalía por lo que figurará en el último o penúltimo lugar de tu lista de características. No le darás máxima prioridad, pero sí analizarás esta característica y sabrás cuál es la situación en cada desarrollo.

4. Infórmate sobre las cuotas de mantenimiento y reglamentos

Al hablar de las características que debes considerar al elegir departamento te mencionamos un poco el tema de los reglamentos, del mismo modo es importante que te informes sobre las cuotas de mantenimiento.

De esta manera sabrás que podrás cubrir los gastos del departamento en un inicio y también en el futuro. Esto también te permitirá analizar si ciertas actividades que puedes querer realizar en áreas comunes (como un picnic u otras) están permitidas.

5. Realiza una preselección

Con toda la información que tengas en este momento del proceso podrás hacer una preselección con varias opciones que te permitirán pensar un poco si se adaptan a la idea que tienes de tu departamento ideal o no.

Aunque muchas de las características que te mencionamos ya las habrás observado y analizado, el proceso de selección todavía necesitará de más tiempo y trabajo. No hay un número ideal de opciones, pero te sugerimos que tengas al menos quince proyectos disponibles.

Puede parecerte mucho, pero la realidad es que todavía hay muchos motivos por los que puedes descartar varias opciones, por lo que agradecerás tener más desarrollos de donde escoger. En caso de que no actúes así, tal vez tendrás que realizar nuevamente un proceso de búsqueda y aunque no hay ningún problema con ello, es más cómodo que realices una única búsqueda y no varias.

6. Investiga tus opciones y planifica

Cuando decimos investiga y planifica nos referimos a que organices todo lo que necesitas para realizar una visita a todas las opciones que tienes hasta el momento.

Para esto seguramente será necesario que investigues cómo llegar a cada uno de los fraccionamientos o condominios.

En esta etapa todavía puedes llegar a descartar varias opciones, ya que si un desarrollo no tiene accesibilidad automovilística y esto es una prioridad para ti, no te conviene ni siquiera realizar la visita.

Aunque es cierto que todavía pueden cambiar ciertos aspectos durante la finalización del proyecto, si ahora no es viable llegar en el medio de transporte que utilizas, probablemente será problemático hacerlo durante los primeros meses o años viviendo allí.

Es mejor que todo esté exactamente como esperas cuando vas a realizar las visitas, sobre todo cuando se trata de accesibilidad en el transporte y suministro de bienes básicos.

Será mejor descartar ahora que sufrir en el futuro.

7. Haz una visita

Una vez que has investigado cómo llegar y que sabes que todas las opciones en tu lista cumplen con los requisitos de accesibilidad, puedes comenzar a hacer tus visitas.

Para sacar el provecho máximo puedes hacer una lista con las características en orden de prioridad. Verifica que haya una maqueta que compruebe la calidad en cuanto a diseño, ingeniería y construcción del proyecto.

Analiza los espacios en el departamento, observa que las áreas comunes cumplan con lo que esperas de ellas (si es que forman parte de tus prioridades), comprueba el tamaño de la vivienda y el lugar de estacionamiento.

También será conveniente que hables lo más que puedas con los agentes de ventas y que les expreses todas las dudas que puedas tener sobre el proyecto o sobre ciertos aspectos que tal vez no ves reflejados en tu visita y que notaste, por ejemplo, en un folleto sobre el desarrollo.

Aunque en este paso todavía no cerrarás un trato, sí es importante que verifiques cierta información financiera como los planes crediticios o las cuotas de mantenimiento. De esta manera será más sencillo para ti decidir al finalizar tus visitas.

8. Revisa tu lista de prioridades y necesidades

Una vez que hayas realizado visitas a todas las alternativas de departamentos que tuvieras anotadas, podrás sentarte tranquilamente a revisar qué tantas de las necesidades y prioridades son realmente cubiertas por los proyectos.

Para descartar opciones puedes tomar como criterio cuántas de las características que prometían realmente coincidieron con lo que viste. También puedes tomar otros parámetros como el porcentaje de construcción o finalización que lleva cada desarrollo.

En este caso será muy importante que consideres ese porcentaje con base en tus necesidades actuales: ¿Te gustó mucho un proyecto, pero apenas lleva un 30%? No tienes por qué descartarlo si por ahora tienes una buena vivienda y puedes hacer cargo de los gastos que implica este lugar.

Si por otro lado la mudanza es algo que consideras urgente, definitivamente tendrás que descartar esta opción y considerar otras que estén casi finalizadas o definitivamente terminadas.

9. Elige

Una vez que has revisado tus listas de prioridades y que realizaste una evaluación de cada uno de los proyectos puedes elegir con más determinación y confianza.

Te recomendamos que no lo limites a una sola opción, porque siempre pueden surgir situaciones imprevistas. Es mejor si eliges tres opciones (e incluso si mantienes otras dos alternativas en la mira), de esta manera será mucho más probable que concretes y obtengas un departamento con las características que buscas.

Aunque podría parecer que es todo lo que necesitas saber para comprar tu primer departamento, lo cierto es que hay unas cuantas cosas más que te conviene saber antes, no nos referimos a advertencias o desventajas, sino a los beneficios que te traerá tu departamento y que indudablemente tienes que tener en mente a la hora de iniciar tu búsqueda.

6 beneficios que te traerá comprar tu primer departamento

1. No solo compras un departamento, obtienes beneficios a largo plazo

¿Recuerdas cuando te hablamos de la plusvalía? Pues hay un beneficio extra y no necesariamente involucra la venta de tu primer departamento. Adquirir una vivienda te da la posibilidad de rentarla en el futuro (y esto es un gran beneficio que seguramente agradecerás).

Aunque de cualquier manera comprar un departamento es una inversión, sin duda rentar será la posibilidad que te dará más beneficios económicos y también la que te sacará más de una vez de apuros.

2. Gastarás menos en los imperfectos

No solo dinero, sino también tiempo. Esto aplica particularmente para los fraccionamientos o unidades habitacionales nuevas, ya que la calidad de todo el lugar será mejor que la que puedes encontrar en un departamento con años de construcción tras de sí.

De cualquier manera, incluso en un departamento con años de construcción, las reparaciones serán más económicas porque normalmente hay empleados contratados para hacerse cargo de estos problemas o se encuentra un directorio en la administración del fraccionamiento.

3. Podrás crear tu espacio ideal

¿Cuántas veces has tenido que evitar o cancelar una remodelación porque el dueño de la vivienda te comentó que no permitía realizar cambios? Cuando adquieras tu departamento no tendrás que preocuparte por este asunto.

Solo es necesario que verifiques que el departamento tenga las características técnicas necesarias para poner en marcha las remodelaciones que quieras realizar y ser un poco realista con el planteamiento de tu proyecto.

4. Podrás concentrarte en otras prioridades personales y profesionales

Todos los que hemos pagado renta de una propiedad alguna vez sabemos que la fecha de pago y la cantidad a cubrir son siempre una constante en nuestra mente.

Por eso, es probable que no te hayas animado aún a emprender un negocio, ya que la renta te impide destinar dinero a un proyecto personal. Sin embargo, al comprar un departamento —después de liquidar la cantidad final— podrás concentrar tu capacidad financiera y tu concentración en las prioridades que habías tenido olvidadas por tanto tiempo.

También podrás concentrarte en ahorrar dinero para emprender ese viaje que siempre has querido o comprar la colección o consola que tanto has soñado.

5. Tienes un espacio para emprender

Una de las ventajas que puede brindarte el contar con un departamento propio es que podrás hacer el uso que quieras con él. No solo nos referimos a la personalización y remodelaciones, también al uso de suelo.

Claro, para que esto sea una posibilidad debes de asegurarte de que la unidad habitacional o fraccionamiento permite que se cambie el uso de suelo habitacional a comercial, pero si tienes esto garantizado, puedes cambiar el uso de tu departamento de una vivienda a un pequeño comercio u oficinas.

6. Tienes un patrimonio que heredar

Ya hablamos de la tranquilidad que puede traerte de forma inmediata y a largo plazo, pero pensando incluso más a futuro, adquirir un departamento le dará a tu familia un patrimonio y un lugar para cuando tú no estés.

No importa si esto es un asunto lejano o cercano a tu realidad actual, lo cierto es que un departamento puede ser de gran apoyo para tus seres queridos cuando no estés aquí. Es una inversión que puede trascender la vida y este, sin duda es el mayor beneficio que puede darte.

¡Esto es todo!

Con todas las ventajas, características y claves que te hemos mencionado en el artículo, esperamos que tengas más claro cómo elegir tu primer departamento.

Sin embargo, si te quedó alguna duda, te invitamos a dejarnos un comentario con todas tus inquietudes. ¡Te esperamos!

2070cookie-check12 características que debe tener tu primer departamento

Donde tu vida sucede


    Copyright Avaterra 2022© Todos los Derechos Reservados | · Aviso de Privacidad