Avaterra Natural Living Accediendo a Avaterra...
Invertir

¿Por qué un coto puede ser el hogar de tus sueños?

14 octubre 2021
¿Por qué un coto puede ser el hogar de tus sueños?

El crecimiento demográfico y el acelerado ritmo de vida en las diferentes ciudades del mundo han influido en que la tendencia inmobiliaria de los últimos años apunte hacia el diseño y desarrollo de fraccionamientos privados que ofrecen a sus residentes mayor seguridad y una serie de amenidades para el disfrute de toda la familia.

Sin lugar a dudas, un coto puede ser el hogar de tus sueños, porque en él tú y tu familia podrán disfrutar de una serie de ventajas y privilegios inigualables, al mismo tiempo que tu inversión inmobiliaria gana plusvalía.

¿Estás buscando tu hogar soñado? Entonces, ¡lee este post hasta el final para que conozcas cómo es vivir en un coto privado y todas las ventajas que puede ofrecerte!

¿Qué es un coto privado?

Es el hogar soñado por toda persona o familia, es un desarrollo habitacional delimitado y cerrado, con equipamiento, vías y servicios urbanos, que cuenta con vigilancia privada y una serie de espacios recreativos para el disfrute de niños y adultos.

Se puede decir que un coto privado es una especie de pequeña comunidad planificada, organizada y diseñada para que un selecto grupo de personas o familias vivan y disfruten a plenitud.

¡Es algo así como tu pequeño oasis, en medio del convulsionado mundo de la ciudad!

Amenidades que pueden ofrecerte

Las amenidades, como seguramente ya sabrás, son una serie de atractivos espacios para la recreación y el esparcimiento, que caracterizan a los cotos privados y les otorga un importante valor agregado a las viviendas que lo integran.

Cada fraccionamiento cuenta con diferentes amenidades para ofrecer a sus residentes, sin embargo, en este post te vamos a describir las más codiciadas y por tanto las de mayor frecuencia.

Canchas deportivas

Se encuentran entre las más frecuentes ya que las mismas pueden ser un verdadero imán para los chicos y jóvenes de las familias, dependiendo del o los deportes más populares de la ciudad o región donde se encuentre ubicado el fraccionamiento, las canchas pueden ser de: Futbol, tenis, básquet, voleibol o campos de Golf.

Casa club

Algunos de estos cotos cuentan con una casa club, donde los residentes pueden ir a pasar el rato interactuando entre ellos, practicar algún deporte, compartir unos tragos o degustar las exquisiteces del menú.

También es posible que en ella se encuentren agrupadas todas las amenidades del coto, como por ejemplo la alberca, las canchas deportivas, spa, gimnasio y/o el parque infantil.

También en la casa club suele haber un espacio o salón para que los residentes realicen celebraciones, fiestas y eventos, claro está, siempre cumpliendo con las normas del reglamento interno.

Alberca

Las albercas suelen ser las amenidades preferidas por toda la familia, así que por lo general los cotos suelen tener alguna.

Las albercas suelen ser una de las principales razones para que un coto pueda ser el hogar de tus sueños, ya que la mayoría de las personas disfrutan darse un baño, nadar o simplemente tumbarse en la orilla a tomar un poco de sol, leer un libro o relajarse.

Parque para niños

Esta amenidad suele no solo ofrecer diversión y entretenimiento para los chicos, sino que además da un tiempo de descanso a los padres.

Con la seguridad garantizada, los niños pueden jugar y disfrutar libremente sin temor alguno, incluso sin que sea necesaria la compañía de los padres, quienes podrán relajarse o realizar cualquier otra actividad durante ese tiempo .

Sendas

Si te gusta hacer actividad física al aire libre, asegúrate que el coto que escojas para vivir cuente con sendas o áreas verdes, ya que así podrás ejercitarte sin importar la hora y sin tener que preocuparte por tu seguridad.

Gracias a que en los fraccionamientos existe vigilancia privada las 24 horas del día, podrás salir a caminar o trotar en los horarios que más se ajusten a tu agenda, sin temor alguno.

Sala para fiestas

Como te señalamos con anterioridad, si el fraccionamiento cuenta con casa club, es posible que allí este ubicado un espacio para las celebraciones, cumpleaños o eventos. De lo contrario, seguramente cerca de la alberca, habrá un salón especialmente reservado para las fiestas.

Gimnasio

Si eres de los que disfrutan ir al gimnasio, pero el horario de trabajo o de estudios no te deja tiempo para hacerlo, definitivamente te conviene vivir en un coto privado que tenga esta amenidad.

Así podrás planificar tu rutina el horario que más te convenga, sin tener que preocuparte por el tiempo de traslado o de llevar una mochila para asearte y cambiarte para continuar con tus actividades diarias.

Spa

Aunque con menos frecuencia que la alberca o los parques infantiles, cada vez son más los cotos que incluyen entre sus amenidades los spa.

La estresante vida moderna hace que cada día más, las personas aprecien el poder contar con un espacio para relajarse y olvidar aunque sea por un momento, los problemas diarios.

Áreas verdes

Son las más populares y frecuentes entre las amenidades que ofrecen los fraccionamientos, en la mayoría de los casos cuentan además con lagunas artificiales, sendas, fuentes, plazas y bancos para caminar, relajarse o simplemente sentarse a disfrutar del aire puro o de una hermosa puesta de sol.

Áreas comerciales

Si algo puede facilitarte la vida es contar con áreas comerciales en tu coto privado, ya que tendrás lo que necesites, sin tener que recorrer largas distancias o sumergirte en el pesado tránsito de las horas pico.

¡Hay mucho para escoger, es cuestión de que decidas cuáles quieres para ti!

¿Cuáles son los beneficios de vivir en un coto privado?

¡Ya te mostramos las amenidades que puedes disfrutar al vivir en un coto privado, sigue leyendo y conoce también los otros beneficios!

Seguridad

La consigna de todo coto es seguridad las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año.

Entre la gran cantidad de ventajas que te ofrece vivir en un fraccionamiento, la principal es que tú y tu familia siempre estén seguros. Los cotos cuentan con servicio de vigilancia privada, sistema de monitoreo por cámaras de las áreas comunes y controles estrictos para el ingreso y egreso.

Además, tienen restricciones de velocidad y normas de seguridad vial para que tus hijos puedan disfrutar de las amenidades sin que ellos o tú, tengan que preocuparse por la delincuencia o de sufrir algún accidentes vial.

También podrás salir de viaje de negocios o vacaciones, sin tener que preocuparte por la seguridad de tu hogar.

¡Definitivamente, la seguridad hace que un coto pueda ser el hogar de tus sueños!

Tranquilidad

Al vivir en un fraccionamiento no tendrás que volver a preocuparte por el bullicio de la ciudad ni del tránsito.

Los cotos cuentan con reglamentos internos que regulan también la generación de ruidos molestos, las fiestas y el uso de las áreas comunes, para que todos los vecinos puedan vivir con tranquilidad y en armonía.

Plusvalía

Gracias al permanente cuidado de sus áreas comunes, a las exigencias de mantenimiento y conservación de las áreas privadas y a las amenidades con las cuales cuentan, los cotos tienen una alta plusvalía, es decir, que tu propiedad en lugar de depreciarse con el paso del tiempo, adquiere mayor valor con los años.

Por lo tanto, bien sea para vivir en él o para rentarlo, un departamento en un coto puede ser el hogar de tus sueños y también, una gran inversión.

Calidad

Las viviendas y amenidades de los cotos estás construidas con tecnología moderna, materiales biodegradables y de alta calidad.

Todo esto les da un carácter de sustentabilidad, ya que son más eficientes en el consumo de servicios.

Adicionalmente, las empresas constructoras, ofrecen garantías tanto de las áreas comunes, como de las privadas, más amplias que las de edificaciones tradicionales.

Amenidades

Como señalamos en segmentos anteriores, los cotos ofrecen áreas para la recreación y el esparcimiento de sus propietarios, tales como: alberca, canchas deportivas, sendas, gimnasio, spa, áreas verdes, parque infantil.

Todo esto, además de ofrecerte a ti y a tu familia espacios para el descanso y la diversión, hace que tu inversión gane valor.

Servicios

Generalmente los fraccionamientos cuentan con empresas privadas que velan por el buen funcionamiento de los servicios, así que si vives en un coto, ya no tendrás que preocuparte nunca más por irregularidades con el agua, el gas, la electricidad o el internet

Otras

Si vives en un coto, no tendrás que preocuparte nunca más por las heces de las mascotas en las aceras, la mala disposición de la basura de tus vecinos, los grafitis en las paredes de tu departamento, ruidos molestos, fiestas hasta la madrugada con música a todo volumen, autos obstaculizando tu entrada a la cochera o vehículos circulando a alta velocidad frente a tu vivienda.

¡Cómo verás, un coto puede ser el hogar de tus sueños!

Normas de convivencia en un coto privado

Pero que las cosas funcionen bien no es un hecho fortuito, es producto de una serie de normas, deberes y derechos que se encuentran detallados en el reglamento interno de cada fraccionamiento y que todos los vecinos se comprometen a cumplir y respetar para la sana convivencia y el cuidado de su inversión inmobiliaria.

Cada coto tiene su propio reglamento, sin embargo, a continuación te vamos a detallar las normas más comunes y frecuentes que pueden contemplar.

Cochera y áreas de estacionamiento

En este apartado suele estar todo lo concerniente al uso de las áreas de estacionamiento tanto privadas (las que correspondan a cada vivienda) y las comunes, es decir, los espacios destinados para que los visitantes, contratistas o prestadores de servicios, puedan estacionar sus autos durante el tiempo que se encuentren en el fraccionamiento.

Límites de velocidad y respeto a normas de vialidad

Entre las cosas más importantes y valoradas por los residentes de los cotos está la seguridad, así que no es de extrañar que la reglamentación contemple los límites de velocidad (por lo general entre 10 y 20 kilómetros por hora) a los cuales deben circular los autos y motos, principalmente, por las calles y vías internas, así como otras normas de vialidad que deberán acatar.

Es posible que también se reglamente la circulación de bicicletas, patines y patinetas, con el objetivo de preservar las áreas verdes y los espacios comunes.

Aprovechamiento y respeto de los bienes comunes

Todos los reglamentos internos seguramente tendrán un apartado para normar el aprovechamiento y respeto de los bienes comunes, con el fin de que ninguno de los vecinos incurra en el abuso, deterioro o uso irregular de los mismos.

Es importante recordar que el mantener en buenas condiciones las áreas comunes del coto, brinda un valor agregado tanto al bienestar de los residentes, como a la inversión de cada propietario.

 Tenencia de mascotas

No todos los fraccionamientos aceptan la tenencia de mascotas, así que bien si tienes y/o te gustan las masco o si por el contrario no te gustan, esto es algo que deberás consultar antes de invertir en la compra de un departamento en un coto.

De todas maneras, con toda seguridad, este es un punto que contemplará el reglamento interno, en caso de que se permita la tenencia de mascotas.

Entre las normas que pueden figurar en este apartado, está el tipo (aves, perros, gatos, peces) y en algunos casos razas de los animales (esto principalmente por el tamaño y la fiereza), el acceso de estos a las áreas comunes y la responsabilidad de los dueños, entre otras.

Fiestas y eventos especiales

En caso de que el coto cuente con salones o áreas para fiestas y eventos especiales, con toda seguridad el reglamento regulará los horarios, protocolos y condiciones de uso.

También contemplará el número máximo de invitados (de acuerdo a la capacidad del lugar), el tiempo de antelación con el cual se debe reservar el espacio, si es necesario hacer algún pago adicional para la limpieza posterior a la celebración, en fin, todo lo concerniente al uso y disfrute del mismo.

Pero también los festejos que realices dentro de tu vivienda deberán respetar algunos protocolos, como por ejemplo, el volumen y horario de la música y los ruidos.

¡Pero no te angusties, son simples normas de convivencia vecinal que benefician a todos!

 Visitantes

Con el objetivo de velar por la seguridad de todos los residentes, el acceso de personas ajenas al fraccionamiento, sin lugar a dudas, estará controlado.

Así que seguramente deberás informar en vigilancia si recibirás a alguien o si esperas por algún prestador de servicios, estos a su vez, deberán anunciarse en la entrada al llegar para que se les de acceso.

También deberán estacionar en las áreas reservadas para los visitantes y será tu responsabilidad que respeten las normas internas de coto.

 Negocios comerciales dentro del coto

El uso de las viviendas en los fraccionamientos es netamente residencial, es decir, que no se admite bajo ningún concepto que se realicen actividades comerciales en ellas.

Sin embargo, algunos fraccionamientos cuentan con áreas comerciales para facilitar aún más la vida de sus residentes y si estás interesado, es posible que puedas comprar o rentar alguno de los locales e instalar tu negocio a pocos metros de tu hogar.

Áreas designadas para fumar

Debido a las normativas legales, en beneficio de la salud pública adoptadas por muchos países, para regular el consumo de cigarrillos, es posible que también esto se encuentre normado en el reglamento interno.

Es decir, ciertas restricciones para fumar en espacios comunes como pasillos y áreas recreativas, claro está, dentro de tu vivienda podrás hacerlo cuando y cuanto quieras.

Mudanzas

Las mudanzas con toda seguridad estarán reguladas, principalmente para garantizar la seguridad y evitar robos.

También es una manera de evitar que los prestadores de servicios puedan causar algún daño en las áreas comunes o incumplan con las normas de circulación o estacionamiento.

¿Cómo ser un buen vecino en un coto privado?

Para ser un buen vecino, independientemente de donde vivas, lo primordial es el respeto, la empatía y la cordialidad.

Sin embargo, en un coto la relación y contacto con los vecinos suele ser más estrecha y cercana, debido a que comparten todos los espacios, menos su vivienda, claro está.

A continuación te detallaremos algunas formas de manifestar estos tres principios en el interactuar cotidiano.

Cuida los espacios compartidos

Cuidar los espacios compartidos no beneficiará solo a tus vecinos, es importante que comprendas que el buen estado y la preservación de todo el fraccionamiento agregarán valor a tu propiedad.

También evitará gastos extras y te permitirá a ti y a tu familia disfrutar de dichos espacios.

Sé cordial

El trato amable, educado y cortés entre vecinos genera un ambiente agradable de familiaridad y cercanía.

Saludar, presentarte si eres nuevo o reclamar con educación y respeto si llegas a tener algún problema o desacuerdo, te ganará la estima y el respeto de tus vecinos.

Ruido moderado

Tal y como lo señala la sabiduría popular, no hagas a otros lo que no te gusta que te hagan a ti.

Respeta los horarios establecidos para hacer reparaciones o trabajos en tu vivienda que puedan generar ruidos molestos, escucha música a un volumen moderado y en horarios adecuados, evita los gritos o tocar bocina, en especial, durante los días u horarios de descanso.

Se puntual con los pagos en común

Recuerda que el mantenimiento de las áreas y servicios comunes es responsabilidad de los propietarios y por tal razón se efectúa con el aporte de todos los residentes, así que si te retrasas con estos pagos, seguramente ocasionarás un problema a todos los vecinos.

Notifica sobre fiestas y actividades que pudieran incomodar a los vecinos

No importa si son dentro de tu departamento, es importante que la administración del coto esté enterada para que informe a los vecinos y a la vigilancia.

Además, cuida que tus invitados respeten las normas de convivencia del fraccionamiento, esto te evitará problemas y sobre todo, te permitirá vivir en armonía con tus vecinos.

Sé cuidadoso con tus mascotas

Evita que tu mascota cause problemas o incomodidades a tus vecinos, recuerda que no todas las personas gustan de interactuar con los animales y pueden sentirse incomodas o intimidadas con su presencia.

Respetar las diferencias y gustos de los demás es sinónimo de educación y te hará ganar el respeto y consideración de los otros.

No invadas el espacio ajeno

Respeta los pasillos, accesos a estacionamientos y áreas comunes. Procura no colocar obstáculos o usarlos para almacenamiento.

Las áreas comunes y amenidades son para el uso y disfrute de todos por igual, así que no intentes apropiártelas o generar problemas.

Recuerda que un coto puede ser el hogar de tus sueños, siempre que tú contribuyas con su cuidado, mantenimiento y la buena convivencia entre vecinos.

Participa en el mejoramiento del coto

Por lo general los fraccionamientos cuentan con empresas privadas que realizan el mantenimiento y cuidado de las áreas comunes, sin embargo, si en algún momento requieren de tu ayuda para realizar alguna refacción o mantenimiento, contribuye siempre que te sea posible.

En ocasiones también puede ser necesario algún aporte económico extra, evalúa la situación y presta tu apoyo.

Ofrece tu ayuda cuando sea necesario

Se considerado y ofrece tu ayuda si ves que alguno de tus vecinos se enfrenta a un problema.

Recibe su correo o paquetes si se encuentra de viaje, préstale auxilio si tiene algún inconveniente con su auto, en fin, se solidario sin llegar a entrometerte.

Avisa sobre cambios o reparaciones en tu departamento

Esto solo es necesario en caso de que el trabajo o modificación que realices, pueda afectar de alguna forma a tu vecino, es decir, si necesitas cortar por unas horas el servicio de agua o electricidad para cambiar una tubería o cableado de tu departamento o si la reparación ocasiona ruidos molestos por el uso de herramientas, en especial durante las horas o días de descanso.

¡Llegamos al final del artículo y ahora ya conoces las razones por las cuales un coto puede ser el hogar de tus sueños!

Vivir en un fraccionamiento te ofrece beneficios y comodidades que difícilmente podrás conseguir o pagar en una vivienda tradicional.

Un coto te ofrece seguridad las 24 horas del día los 365 días del año, una serie de amenidades para el disfrute de toda la familia, ambiente cercano y ameno con los vecinos y como si esto fuera poco, alta plusvalía para tu inversión inmobiliaria.

Por todo esto y mucho más, ¡Un coto puede ser el hogar de tus sueños!

¿Te gustó este artículo? ¡Suscríbete en nuestro newsletter y conoce más sobre cómo es vivir en un coto privado!

3940cookie-check¿Por qué un coto puede ser el hogar de tus sueños?

mariposa-avaterra

    Suscribete a más noticias

    Conoce todos los dias tips del hogar, de inversión y todo lo que la ZMG tiene para ti


    hoja-avaterra

    Copyright Avaterra 2022© Todos los Derechos Reservados | · Aviso de Privacidad